La violencia de género no está dentro de las prioridades del gobierno de México y eso es muy preocupante.

Créditos: El Universal